La Policía de Salta vigila el 'entierro del carnaval' para evitar otros entierros

La Dirección de Seguridad Vial de la Policía Provincial ha puesto en marcha hasta mañana, día 4 de marzo, un ambicioso dispositivo de control de la circulación rodada, «debido al entierro del carnaval», según se ha informado oficialmente.

En una comunicación fechada el pasado viernes la Policía dice que el llamado entierro del carnaval «trae aparejado grandes movimientos en bailes públicos, corsos y carpas».

Sorprendentemente, la misma comunicación -como si se tratara de un aviso propagandístico de la Secretaría de Turismo y no de un anuncio relacionado directamente con la seguridad ciudadana- añade lo siguiente: «siendo todo esto una de las mayores atracciones culturales de la provincia, y cada verano numerosas personas, entre ellos turistas y los mismos salteños, llegan y se trasladan por las rutas ansiosos para celebrar este evento».

Lo que no dice la información de la Policía, aunque lo insinúa, es que esta «mayor atracción cultural»  constituye motivo y ocasión para que los borrachos al volante den rienda suelta a su criminal irresponsabilidad y para que nuestra rutas se conviertan, por obra y gracia del «evento», en una trampa mortal.

En previsión precisamente de esto último (y no de la ansiedad de los turistas por celebrar «el evento» ) es que la Policía ha montado un férreo dispositivo de control de vehículos y conductores con puestos fijos y móviles en todo el territorio provincial.

Según la propia Policía, destacan los puestos de control de las rutas 51 (Campo Quijano), 68 (Cerrillos, La Merced, El Carril, Coronel Moldes, Talapampa); 34 (General Güemes y Tartagal); 9/34 (Rosario de la Frontera y Metán); 9 (El Tala, Peaje Aunor, La Caldera y Vaqueros); 50 (Hipólito Yrigoyen y Orán); 23 y 36 (Rosario de Lerma y área Capital).

Dice la Policía que el dispositivo consistirá en reductores de velocidad y controles vehiculares, de alcoholemia y de radares, para vehículos que circulen por los puntos señalados. Se controlará el uso de cinturones de seguridad, de luces bajas, el transporte de personas en la caja de camionetas, el uso de casco reglamentario en motos, la documentación del vehículo, las maniobras peligrosas, los excesos de velocidad y el cumplimiento de la señalizaciones viales.

Hasta mañana, día martes 4 de marzo la Policía mantendrá vigente estos controles, cuya misión primordial -dice la información oficial- es la de «minimizar los siniestros viales y detectar faltas de aquellos conductores que representen un potencial riesgo a terceros, protegiendo de esta forma la vida y la seguridad de las personas».

En resumen, lograr que el único «entierro»  que se realice por estas fechas sea el del carnaval.

Últimas noticias

eXTReMe Tracker