El Ministro de Seguridad de Salta dirige personalmente un ejército de 160 policías para una operación intrascendente

El señor Alejandro Cornejo D'Andrea, Ministro de Seguridad Salta, en plena luna de miel con su nuevo cargo, ha querido -a su modo- enseñar las uñas de la fuerza que dirige: la Policía de Salta.

Según la información oficial del gobierno de Salta, el funcionario se ha puesto personalmente al frente de un pequeño ejército de 160 policías para realizar un ambicioso «operativo de protección ciudadana»  en los barrios Juan Manuel de Rosas, 17 de Octubre, Unión, Castañares, 1º de Mayo y Manuel J. Castilla.

Del monstruoso operativo policial participaron unidades especiales de Infantería, Drogas Peligrosas, Investigaciones, Canes, Caballería, Seguridad Vial, Rural, Ambiental, Motorizada y Seguridad Urbana.

Para solaz del ministro y a modo de shot de adrenalina extra, el desproporcionado despliegue policial fue sobrevolado por el helicóptero del Sistema de Emergencias 9-1-1, que brindó apoyo a los efectivos.

A pesar de la impresionante escenografía, el operativo del señor Cornejo D'Andrea se saldó -según el propio gobierno- con el secuestro de algunas motos y con la imposición de multas a motociclistas por carecer de la documentación pertinente.

En condiciones normales, semejante «botín»  policial hubiera requerido solamente de la actuación coordinada de un par de uniformados de baja graduación, sin el apoyo del mismísimo ministro en carne mortal ni el sobrevuelo de amedrentadores helicópteros artillados.

Otro de los logros del señor Cornejo D'Andrea durante el operativo fue la clausura de comercios que venden bebidas alcohólicas sin los permisos correspondientes y la demora de numerosas personas.

Lo peor del asunto no es el gesto autoritario del ministro ni el inútil gasto sino el anuncio de que este despliegue teatral forma parte de un programa minuciosamente planificado de «operativos preventivos de alto impacto».

Se espera que para el próximo operativo, el ministro Cornejo D'Andrea disponga de 'drones' y de una reforzada capacidad de fuego, incluso antiaéreo, a fin de combatir el abigeato de gallinas, pollos y otras aves domésticas, así como el tráfico ilegal de morcillas y chorizos en los barrios del sur de la ciudad.

Últimas noticias

eXTReMe Tracker