Se celebra hoy en todo el mundo el Día Internacional de la Niña

El cumplimiento del derecho de las niñas a la educación es, ante todo, una obligación y un imperativo moral. También hay pruebas abrumadoras de que la educación de las niñas, sobre todo en el nivel secundario, es una poderosa fuerza que transforma a las sociedades y a las propias niñas; es un elemento positivo que permanece constante en casi todos los resultados previstos para el desarrollo, desde la reducción de la mortalidad y la fecundidad hasta la reducción de la pobreza y el crecimiento con equidad, el cambio de las normas sociales y la democratización.

Si bien ha habido avances significativos en la mejora de acceso de las niñas a la educación en las últimas dos décadas, muchas niñas, especialmente las más marginadas, siguen estando privadas de este derecho fundamental. Las niñas de muchos países siguen sin poder asistir a la escuela ni terminar sus estudios debido a obstáculos relacionados con la seguridad, la financiación, las instituciones y la cultura. Incluso cuando las niñas van a la escuela, la percepción de un rendimiento insuficiente debido a la mala calidad de la educación, las aspiraciones reducidas, o las tareas domésticas y otras responsabilidades, les impiden asistir a la escuela o lograr resultados adecuados en materia de aprendizaje. Todavía es necesario lograr el potencial transformador de las niñas y las sociedades que promete la educación.

Al reconocer la necesidad de adoptar perspectivas nuevas y creativas para impulsar la educación de las niñas, el Día Internacional de la Niña de 2013 abordará la importancia de las nuevas tecnologías y de la innovación en las asociaciones, las políticas, la utilización de recursos, la movilización de la comunidad y, sobre todo, la participación de los propios jóvenes.

Todos los organismos de la ONU, los Estados miembros, las organizaciones de la sociedad civil y los agentes del sector privado tienen herramientas potenciales para innovar con los jóvenes y en su favor, y para avanzar en su educación. Entre los ejemplos de posibles medidas hay que incluir:

- La mejora de los medios públicos y privados de transporte para que las niñas vayan a la escuela: desde carreteras hasta autobuses, ciclomotores, bicicletas, botes y canoas;

- La colaboración entre los sistemas de enseñanza y el sector bancario para facilitar el pago seguro y conveniente de los salarios a las maestras y de las becas a las niñas;

- La provisión de cursos de ciencia y tecnología dirigidos a las niñas en las escuelas, las universidades y los programas de formación profesional;

- Los programas de mentores empresariales para ayudar a las niñas a adquirir las aptitudes de trabajo y liderazgo esenciales y facilitar su transición de la escuela al trabajo;

- La revisión de los planes de estudio para integrar mensajes positivos sobre las normas de género relacionadas con la violencia, el matrimonio infantil, la salud sexual y reproductiva, y las funciones masculinas y femeninas en la familia

- La aplicación de la tecnología móvil para la enseñanza y el aprendizaje a fin de llegar a las niñas, especialmente en las zonas remotas.

El 19 de diciembre de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 66/170 Documento PDF en la que declaraba el 11 de octubre como el Día Internacional de la Niña, para reconocer los derechos de las niñas y los desafíos excepcionales que confrontan las niñas de todo el mundo.

Mensaje del Secretario General sobre el Día Internacional de la Niña

Empoderar a las niñas, garantizar que se respetan sus derechos humanos y combatir la discriminación y la violencia a la que se enfrentan resulta fundamental para que toda la humanidad progrese. Una de las mejores formas de alcanzar estos objetivos consiste en proporcionar a las niñas la educación que se merecen.

Sin embargo, demasiadas niñas en demasiados países se ven limitadas solo por su género. Las niñas cuyas madres también se vieron privadas de educación, que viven en comunidades pobres o tienen una discapacidad se enfrentan a obstáculos aún mayores si cabe. Entre aquellas que logran ir a la escuela, muchas sufren discriminaciones y violencia.

Lancé la iniciativa mundial «La educación ante todo» para acelerar los avances en la escolarización de todos los niños, especialmente de las niñas. No nos basta con enseñar a leer y a contar; nuestro objetivo es forjar ciudadanos del mundo que puedan hacer frente a los complejos desafíos que plantea el siglo XXI.

Para lograr resultados significativos, precisamos nuevas soluciones a los retos de la escolarización de las niñas y debemos prestar atención a las opiniones de los jóvenes.

He escuchado a niñas de todo el mundo que participaron en las consultas acerca de la nueva Declaración sobre la Niña. Me propongo conseguir que la iniciativa «La educación ante todo» movilice a todos los sectores para que respondan a esta firme llamada al empoderamiento.

En términos más generales, nuestra campaña para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio en 2015 y dar forma a una nueva perspectiva más allá de esa fecha debe atender a las inquietudes y al potencial de las niñas de todo el mundo.

En este Día Internacional de la Niña trabajemos juntos para invertir en educación, de forma que las niñas puedan continuar su desarrollo personal y contribuir así a nuestro futuro común.

Ban Ki-moon

Fuente: ONU - en "http://www.un.org/es/events/girlchild/"


Últimas noticias

eXTReMe Tracker