Un tribunal penal de Salta envía a prisión a 'Pecarí', torpe motochorro urbano

La Sala Cuarta del Tribunal de Juicio de la ciudad de Salta ha condenado a dos hombres -apodados "Chino" y "Pecarí"- a la pena de tres años y dos meses y cuatro años, respectivamente, de prisión al hallarlos culpables de varios delitos de robo simple en concurso real.

En el caso de Pecarí, la responsabilidad penal ha sido establecida en relación con tres hechos de robo simple, un hecho de robo simple en grado de tentativa y hurto calificado por baja cilindrada.

En la misma resolución, el tribunal sobreseyó a una tercera persona que había sido acusada de un delito de robo en grado de tentativa.

El primer hecho por el que Chino y Pecarí resultaron condenados se produjo el 6 de diciembre de 2012, en calle Urquiza al 1500. Ese día, uno de los imputados sustrajo la cartera a una mujer que se encontraba en el interior de su vehículo, luego de romper el vidrio de una ventanilla, y seguidamente huyó del lugar del hecho a bordo de una moto que conducía el otro encausado. La damnificada y su marido siguieron a los dos sujetos y lograron identificar la vivienda del barrio Ceferino en donde se refugiaron los luego de cometer el delito.

El segundo hecho ocurrió el 13 de diciembre de 2011, cuando Chino y Pecarí le robaron la cartera a otra mujer, en plena vía pública. En este caso, la víctima denunció que el bolso contenía, entre otros objetos de su propiedad, la suma de 20 mil pesos. Los imputados fueron detenidos tras ingresar sin autorización a la vivienda de una vecina, que dio aviso a la policía.

Un tercer hecho, ocurrido el 12 de mayo de 2010, fue protagonizado solo por Pecarí, quien se apoderó de la cartera de otra mujer, metiendo la mitad de su cuerpo por una ventanilla del vehículo que la incauta señora había dejado abierta. Igual que en las ocasiones anteriores, la mujer persiguió al ladrón y le dio alcance en la calle Zuviría, en donde Pecarí fue detenido por la Policía, no antes colisionar su moto con el vehículo de la mujer damnificada.

Un cuarto hecho se produjo el 22 de febrero de 2007, en Mendoza al 2200, cuando Pecarí -otra vez en compañía de Chino- sustrajo la radio base de un vehículo luego de forzar una de sus puertas. La acción -otra vez más- fue advertida por el propietario, quien dio aviso al 911. Los autores huyeron en una moto pero fueron detenidos poco después, tras estrellarse contra un árbol.

En resumen, que Pecarí y Chino fracasaron en sus cuatro maniobras delictivas, bien por falta de diseño apropiado del plan de fuga, bien por cierta torpeza a la hora de conducir la moto con la Policía pisándoles los talones.

Últimas noticias

eXTReMe Tracker