Gobierno

El gobierno de Urtubey estudia seriamente por estas horas declarar la «emergencia bacteriana y parasitaria»  en el ámbito de la Administración pública provincial, después de que un brote de sarna afectara al menos a 50 aspirantes a policía y otro de gripe tumbara en la cama a más de la mitad de los concejales de la ciudad de Salta.

Desde que algunos de los actos del ceremonial del Estado ya no se realizan en lugares públicos y con las solemnidades debidas sino en el quincho de algunos folkloristas y en un ambiente festivo alejado de cualquier protocolo, todo parece permitido para los funcionarios del gobierno de Salta.

El Gobierno de Salta firmó y la Tercera Sección de la provincia boliviana del Gran Chaco suscribieron ayer un convenio de colaboración mutua para realizar trabajos de encauzamiento y defensas en los puntos críticos del río Pilcomayo. El acuerdo fue rubricado por el Gobernador de Salta, Juan M. Urtubey, y el Alcalde de Villamontes, Rubén Walter Vaca Salazar.

Si el ilustre epidemiólogo que combatió la tripanosomosis americana estuviera al tanto de todo lo malo que ocurre en el pueblo que lleva su nombre, no dudaría un instante en pedirle al Concejo Deliberante local que buscara a otro prócer cuyo nombre representara mejor la caótica realidad que se vive en aquel rincón caliente de la frontera entre Argentina y Bolivia.

El gobernador Juan Manuel Urtubey ha compartido una cena el pasado día sábado 24 de agosto, con motivo de la celebración del Día Mundial del Peluquero. Fue recibido con todos los honores por el presidente del Centro de Peluqueros y Peinadores de Salta, señor Pablo Copa.

El Ministro de Seguridad de Salta, qué duda cabe, es un enamorado de su cargo. Pero lo disimula bastante bien, teniendo en cuenta que en Salta se registran niveles de inseguridad verdaderamente alarmantes, gracias en parte a la probada ineficiencia de las políticas que desarrolla la cartera a su cargo.

Últimas noticias

eXTReMe Tracker