Los presupuestos 'austeros' de Urtubey, tres veces más regresivos que los de la España en crisis

Gobernador UrtubeyEl presupuesto de una entidad política y territorial determinada no solo es la previsión normativa y vinculante de todos sus ingresos y todos sus gastos. Es también el instrumento indicativo de la auténtica dimensión e importancia de un Estado y el que revela sus prioridades y sus objetivos.

Tras haber anunciado que su gobierno enviaría a la legislatura unos presupuestos «austeros» para 2013, el Gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, ha concretado esta autoridad al anunciar que el Estado provincial gastará en 2013 en torno a los 11.800 millones de pesos (unos 1.900 millones de euros).

Dice el gobierno de Urtubey que la previsión de ingresos y gastos para 2013 es superior en un 22% a la misma previsión para 2012, incremento que se sitúa por debajo del índice real de inflación.

Mientras en Europa las políticas de austeridad están siendo fuertemente contestadas -especialmente por las fuerzas progresistas- Urtubey no ha dudado a la hora de limitar la inversión pública, dejando nuevamente al descubierto que su «progresismo» es solo un señuelo electoral y que sus repetidas invocaciones al crecimiento económico de Salta son solamente eslóganes, sin concreción efectiva en las cuentas del Estado.

Los 1.900 millones de euros presupuestados para la Provincia de Salta (1.215.207 habitantes) en 2013 son dos veces y media inferiores a la cantidad presupuestada, para el mismo ejercicio, en la comunidad autónoma española de Aragón (1.346.293 habitantes). En esta comunidad, los presupuestos para 2013 prevén una cifra de gastos de 5.107 millones de euros.

La diferencia es mucho más llamativa si se tiene en cuenta que Salta es un territorio en plena expansión económica, mientras que Aragón atraviesa, como el resto de las regiones españolas, una profunda recesión con acelerada destrucción de empleo.

Pero las diferencias no se detienen aquí. Mientras en Salta el gasto público en salud para 2013 representará algo más del 16% del total del gasto, la atención de la salud de los aragoneses representa el 35% del total.

A pesar de la profunda crisis, de los recortes en prestaciones públicas y del elevado nivel de desempleo, todo indica que los aragoneses vivirán en 2013 mejor que los salteños o, al menos, que el gobierno de Aragón hará un esfuerzo mayor que el de Salta por el bienestar de sus ciudadanos.

Vale la pena recordar que Salta es la provincia argentina que registra el récord en materia de desempleo, según los resultados de la EPH para el tercer trimestre de 2012.

Últimas noticias

eXTReMe Tracker