Política
El Partido Justicialista de Salta, que responde a la dirección del gobernador Urtubey, ha obtenido anoche un ajustado triunfo en las elecciones legislativas y municipales celebradas ayer en todo el territorio provincial. Los comicios salteños estuvieron marcados por el alto porcentaje de abstención (hasta un 50% de los obligados a sufragar no lo hicieron en la ciudad de Salta) y por la muy pobre información del Tribunal Electoral de Salta.

La candidatura del Acuerdo Cívico y Social, que agrupa al Partido Propuesta Salteña, a la Unión Cívica Radical y al Partido Socialista, parece consolidar su tercer lugar en el Departamento de La Capital, superando el 10 por cien de los sufragios emitidos, inmediatamente después del Partido Justicialista y del Frente Salteño que, con un poco más de un tercio de las 912 mesas escrutadas, marchan primero y segundo respectivamente.

El voto electrónico ha elegido una mala noche para debutar. Si concretar el sufragio tecnológico le llevó al gobernador sólo 7 segundos, el escrutinio provisional, al "nuevo sistema" le ha llevado casi dos horas procesar los datos de las 36 mesas en que había sido puesto a prueba. A estas horas (8 menos cuarto de la noche), los datos oficiales que aparecen en Internet corresponden a sólo 38 mesas del Departamento de La Capital.

'Esto me permite pensar que Salta está a la vanguardia en términos de calidad democrática' - Juan Manuel Urtubey, Salta, 26 de septiembre del año de Nuestro Señor 2009.

Por su contundencia, esta frase merecería ser recogida en una aún no escrita antología del absurdo democrático. Nuestro gobernador, lamentablemente, sigue sin enterarse lo que pasa con la democracia en el mundo que le rodea, y esta especie de dislexia política, que le hace ver en la realidad cosas que solamente están en su fantasía, le está costando a los salteños años de atraso.

Finalmente llegó el momento de otra confrontación electoral, en la que un nutrido grupo de candidatos nos someteremos al veredicto popular depositado durante diez horas en las urnas. Dicho así suena tan retórico o, si se quiere, tan políticamente correcto... Pero no: uso la palabra confrontación según la cuarta acepción de la Real Academia, esto es “ponerse una persona frente a otra”. Y me inclino por este significado al observar que en estas elecciones legislativas de mitad de mandato, la gente en Salta tiende a mirar más a la persona que a sus ideas; aunque va de suyo –diría Don Pero Grullo (el cervantino antes que el quevediano)- que, por más primarias sean éstas, las personas que nos sometemos a una compulsa siempre expresamos alguna idea.

Sigo sin entender las razones por las que un candidato a concejal para la Municipalidad de Salta desea ser elegido "para legislar, controlar las normas y representar a los ciudadanos". O estamos ante un caso de estos que ya identificamos antes como de "disfunción eréctil mental", o se trata de una clara muestra de la falta de ambición de los políticos salteños contemporáneos.

Entre el gobernador que improvisa un lamentable discurso en la cena anual de la Unión Industrial de Salta y otro que se luce con un discurso previamente escrito en la apertura de la asamblea ordinaria de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas hay una diferencia enorme. Urtubey, amante de las vulgaridades económicas y dueño de un estilo campechano para dirigirse a los industriales de su Provincia, cambia el chip y se transforma en un político maduro que no puede darse el lujo de titubear frente al desafío de defender, frente a todos, la libertad de expresión como "base fundante del proceso de construcción democrática".

El apoderado del Frente Salteño, el abogado romerista y exsecretario general de la Gobernación Raúl Medina, denunció ante el Tribunal Electoral de la Provincia una maniobra irregular con el voto electrónico en San Lorenzo. El tribunal, lejos de desestimar la denuncia, corrió traslado de los antecedentes al fiscal correcional de turno para que investigue la posible comisión de un delito electoral.

La diputada provincial Virginia María Cornejo Mónico, electa en su momento en las listas del Partido Renovador, posteriormente fracturado, y que pertenece al Partido Propuesta Salteña, que orienta el exsenador nacional Ricardo Gómez Diez, presenta hoy sus principales argumentos para optar a la reelección. Cornejo ha desarrollado, durante su mandato, una muy intensa actividad legislativa, asumiendo casi en solitario el olvidado rol de control de la acción del gobierno. Sus actitudes valientes y su defensa de causas justas le han valido su postulación para renovar su escaño.

En su adormecedora polémica con el candidato Javier David y con otros que formaron parte, como él, del mismo oscuro riñón romerista, el diputado y candidato a diputado Manuel Santiago Godoy ha salido a los medios a defenderse de algunos ataques menores que le dirigen sus ocasionales contricantes, con el argumento -singular donde los haya- de que él "forma parte de un proyecto político junto a Miguel Isa y a Juan Manuel Urtubey".

El “Quinto Taller Electoral”, que se celebrará en Salta entre el viernes 25 y el domingo 27 del corriente mes de septiembre, tendrá como finalidad el análisis de las distintas experiencias de voto electrónico y a la vez la evaluación in situ de la experiencia salteña. El taller es organizado es organizado por el Foro Federal de Organismos Electorales Provinciales, que preside Jorge Horacio Jesús Nanclares, magistrado del Tribunal Supremo de la Provincia de Mendoza.

En declaraciones efectuadas a Radio Salta, el intendente de La Merced, Juan Ángel Pérez, defendió la necesidad de que "los niños trabajen en las fincas de tabaco" como una medida para detener el vandalismo y la delincuencia juvenil. Sostuvo que “el trabajo no los va a matar, contrariamente, les enseñará a trabajar”.

El convenio que se firmará esta mañana, a las 10 h, en el centro cívico Grand Bourg, se enmarca en el Programa para el Desarrollo Regional y Sectorial del Banco de la Nación Argentina (PRODER), que tiene como objetivo colaborar a través del financiamiento, a la consolidación de proyectos productivos en las diversas economías regionales.

El candidato a concejal de Salta por el “Acuerdo Cívico y Social”, Carlos Humberto Saravia cuestionó la propuesta de los postulantes del Partido Justicialista de conformar "consejos de seguridad barriales" y la idea de crear la figura del “testigo encubierto”. En un comunicado de prensa recientemente difundido por ACyS, se afirma que "mientras Gustavo Sáenz, Santiago Godoy y Matías Cánepa proponen criminalizar un conflicto de neto corte social, Saravia sostiene que deben centrarse los esfuerzos en la rehabilitación de los miles de salteños, especialmente jóvenes, que padecen la adicción a las drogas".

Casi con el mismo candor político -e idéntica irresponsabilidad institucional- el gobierno de la Provincia de Salta ha anunciado recientemente la firma de un convenio con la oficina regional argentina de la Organización Internacional del Trabajo, orientado a la promoción del llamado "trabajo decente", y, casi simultáneamente, un convenio entre el Servicio Penitenciario Provincial con la Municipalidad de Salta, cuyo objeto es que los presos alojados en la cárcel salteña puedan salir a trabajar a la calle para construir el cordón cuneta en determinados barrios de la ciudad de Salta.

Con la firma de los dirigentes Carlos Humberto Saravia, Esteban Carral y Diego Mariño, los radicales de Salta, integrados en el llamado Acuerdo Cívico y Social, han salido al paso a algunas descalificaciones internas provenientes de sectores que "usurpan el rótulo de alfonsinistas" y lo han hecho mediante una "carta a los radicales de Salta" en la que pretenden mostrarse al electorado como "la única opción para los salteños desilusionados que creyeron en Urtubey en el 2007".

La política progresa de un modo parecido al de la ciencia. El conocimiento científico avanza no sólo por la mera acumulación de saberes a lo largo del tiempo, sino a fuerza de continuas rupturas epistemológicas; es decir, gracias a la permanente recusación de los saberes convencionalmente aceptados y a una actitud abiertamente proclive a la rectificación de errores. Debo aclarar, de entrada, que no me refiero a los avances del conocimiento científico de la política (pues ello entra dentro del campo de la ciencia) sino a los avances de la política como actividad práctica de los seres humanos.

eXTReMe Tracker