Política
Una de las fotos oficiales del corte de cintas, durante el acto de inauguración de la nueva comisaría de Cerrillos, ha dado pie a un sinnúmero de comentarios, por la actitud y los gestos de los que aparecen en la instantánea, por sus vestimentas y por la adecuación de éstas al clima, a las circunstancias y a las diferentes "estaturas de poder". La foto en cuestión demuestra no sólo el estropicio que puede causar la política en la imagen de las personas, sino hasta qué punto la "imagen de la política" se parece cada vez más a aquellas fotonovelas italianas de gran circulación en Salta, construidas con auténticas "fotos parlantes", en las que el protagonista absoluto era el mítico Franco Gasparri.

Cuando un político se presenta a sí mismo como el "renovador de la política" existe una respetable probabilidad de que estemos enfrente de un reaccionario formidable e impenitente, de alguien que no sólo no está interesado en renovar nada, sino que esconde con astucia sus propósitos involucionistas. La misma cautela es aplicable a aquellos que anuncian "el fin de la vieja política" y el advenimiento de una era de bienaventuranzas que -sólo por casualidad- principia cuando "ellos" llegan a instaurar la "nueva política" tras conquistar el poder.

De acuerdo a lo que informa hoy la emisora FM Aries de Salta, el gobernador Urtubey ha decidido que el viejo Ministerio de Gobierno de Salta vuelva a tener las competencias gubernamentales que antaño tenía en materia de Seguridad y añada ahora las difusas competencias en materia de Derechos Humanos. De este modo, el área de Justicia -englobada de hecho junto a las anteriores- pasará a constituir un departamento de Estado independiente, a cuyo frente Urtubey planea designar a la diputada nacional conservadora María Inés Diez Gubau, esposa del actual ministro de Educación, Leopoldo van Cauwlaert, formalmente perteneciente a la estructura del Partido Renovador de Salta.

El triste episodio protagonizado recientemente por el secretario de Salud de la Provincia de Salta, Francisco Ryan, y un abogado del sindicato APSADES, liados ambos a piñas mientras intentaban “conciliarse” en un procedimiento laboral, podría pasar a la historia como uno de los tantos sucesos más o menos tragicómicos que se producen de vez en cuando en Salta cuando la profesionalidad deja paso a la visceralidad, y por sobre la deontología y los códigos de comportamiento se imponen la irracionalidad, la mala educación y las bajas pasiones.

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, firmó ayer en la ciudad de Buenos Aires un "convenio de cooperación mutua" con sus pares de Jujuy, Mendoza, San Luis, Tucumán, Catamarca y La Rioja, cuyo objeto es la aplicación uniforme en estos territorios de la llamada Asignación Universal por hijo para Protección Social de la ANSES. El acto de firma del convenio se desarrolló en la Casa de Gobierno y fue presidido por la Jefa del Estado Cristina Fernández de Kirchner.

Desde el mismo momento en que el nombre del gobernador de Salta comenzó a aparecer en las quinielas de los presidenciables para 2011, la Provincia de Salta ha entrado en un cono de sombra y sus asuntos cotidianos parecen opacados por la refulgencia de la ambición presidencial de su primer mandatario. Algo parecido a esto ha sucedido antes, cuando sus consejeros áulicos sometían al entonces gobernador Romero a una sesión diaria de compresor para hinchar, hasta límites poco saludables, su ego presidencial.

A veces quisiera que la señal del programa "Cara a Cara" que presenta don Mario Ernesto Peña pudiera captarse por estas latitudes tan alejadas de Salta, pero entre tanta batalla por el antiguo y analógico espectro de VHF, los salteños deben haber perdido de vista las tendencias del mundo de la comunicación globalizada hacia la digitalización y la transmisión universal vía satélite o Internet, y redoblado la apuesta por potenciar ese circuito mefítico de chismes de corto alcance, que rara vez -y no sin la ayuda de poderosos boosters- supera los cincuenta kilómetros de distancia.

En un artículo publicado ayer en estas mismas páginas, intenté poner de manifiesto la extraordinaria inconsistencia verbal del Gobernador de Salta, que viene, desde hace bastante tiempo, apostando por una línea de sustentación de su imagen política personal basada en la supuesta excelencia de sus piezas oratorias. Como los lectores habrán podido comprobar -porque no es el primer artículo que dedico a este tema- soy de los que piensan que el gobernador es -desde el punto de vista de la comunicación verbal- un gran bluff, es decir, como lo define el Diccionario, una persona revestida de un prestigio que posteriormente se revela falto de fundamento.

Comienza a ser un secreto a voces que el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, va dejando pobres impresiones allá por donde va pregonando sus ideas, de viva voz, mediante el auxilio de la palabra. No es sino apenas novedoso que el gobernador de Salta, haciendo abuso de lo que algunos juzgan como una cierta "facilidad de palabra", está siendo visto por muchos como un aficionado a soltar al aire lo primero que le viene a cabeza. Algunos creen que lo hace convencido de que su imagen "positiva" le deja un cierto margen para "jugar con el error". Otros, no tan benevolentes con el joven mandatario, consideran que éste se fía demasiado del efecto "encantamiento" que su sola presencia produce, y que, envalentonado por ello, es capaz de tapar con sus destellos los graves y a veces insanables despropósitos verbales, que no sólo afean su imagen como político, sino que también dejan muy mal herido al tradicional orgullo de Salta y de los salteños por el "nivel cultural" de su clase prominente.

El gobierno de Salta, Argentina, que dirige un señor llamado Juan Manuel Urtubey, es el único gobierno del mundo que proclama frecuentemente como "política de Estado" a su propia voluntad y es capaz de llevar adelante un determinado curso de acción sin haber negociado ni una sola línea de estas "políticas" con la oposición. Si hasta ahora esta preocupante deriva terminológica (que podría inducir a confusión sobre el carácter democrático y participativo del gobierno) era una cuestión simplemente declamativa, hoy se ha dado un paso adelante en la dirección incorrecta al inaugurar el gobierno unas jornadas llamadas "La Lucha contra la Trata de Personas: Una Política de Estado".

Se realiza en la vecina Provincia de Chaco la 3ª Asamblea General del Consejo Federal de la Función Pública, foro en el que la Provincia de Salta ha compartido su experiencia de los exámenes de los agentes recientemente ingresados a planta permanente. La Provincia de Salta se encuentra representada en este importante encuentro federal por el secretario de la Función Pública Matías Posadas y por el secretario del Interior Gonzalo Quilodrán.

Así como Michael Jackson estuvo, mientras pudo, a cargo del POP, el vicegobernador Zottos disfruta por estos días de largos y tediosos momentos a cargo del PEP. Por lo menos así se desprende de los despachos de su oficina de prensa, que se cuida mucho de no citar el cargo de vicegobernador sin el añadido "a cargo del PEP", como si fuese una cualidad especialmente destacable y no formara parte de una cierta normalidad institucional.

El Tribunal Electoral de Salta ha informado oficialmente que el próximo día sábado 7 de noviembre de 2009 a las 9 h, se realizará el acto en cuyo transcurso recibirán sus diplomas los concejales electos que resultaron electos, en todo el territorio provincial en los comicios celebrados el pasado 27 de septiembre. El acto se realizará en el Teatro Provincial de Salta, sito en calle Zuviría, primera cuadra, de la ciudad capital de la Provincia.

El General Duhalde renueva cada tanto sus credenciales de "elefante blanco" de la democracia argentina, para erigirse en una especie de "salida institucional" (nunca del todo limpia, nunca totalmente transparente), que los descontentos con el gobierno esperan con el mismo morbo con el que la "civilidad organizada" esperaba -entre los años cincuenta y setenta- al nuevo Mesías, a ese militar descollante que los librara de la mediocridad y el populismo.

La delegación Salta de la Policía Federal celebró su 188º aniversario con un acto celebrado ayer en la ciudad de Salta, que fue presidido por el vicegobernador (a cargo del PEP), Andrés Zottos y por el delegado local de dicha fuerza Comisario Renato Costantini. Los festejos cerraron las actividades programadas en el marco de la semana de la Policía Federal y contaron con la participación del intendente, Miguel Isa; el ministro de trabajo, Rubén Fortuny; el presidente de la Corte de Justicia, Guillermo Posadas; el secretario de justicia, Maximiliano Troyano; el comandante de la Quinta Brigada Mecanizada, Cnel. Emilio Brown, el jefe de la VIIª Agrupación Salta de Gendarmería Nacional, Cdte. Juan Carlos Leguizamón, el jefe de la Policía de la provincia, Crio. Gral. Humberto Argañaráz; miembros de la Cámara Federal de Apelaciones y otras autoridades del Poder Ejecutivo y Judicial.

El juez del Trabajo Nº 1 de Salta, Carlos Alberto Herrera, ha formalizado hoy su renuncia al cargo, fundando la misma en motivos de salud y de afectación familiar. El magistrado se encontraba suspendido en sus funciones desde el pasado mes de septiembre, luego de que el Jurado de Enjuiciamiento diera luz verde a la acusación promovida por el Procurador General de la Provincia Pablo López Viñals. El proceso destitutivo amenazaba con estancarse después de sucesivos recursos interpuestos por la acusación y la defensa, y sobre todo, a causa de la poca solidez jurídica de la postura de López Viñals.

Los investigadores sociales que periódicamente miden el estado de la opinión pública detectaban hasta hace algunas semanas un significativo índice de crispación en la gente. Hoy, varios de ellos han empezado a emplear otras palabras para definir las sensaciones que predominan en la calle. “Hay hastío, hay desesperanza, hay bronca, hay irritación y también hay odio –describe uno de esos estudiosos-. Por supuesto, el blanco principal de los cuestionamientos y de los sentimientos negativos es el gobierno (más específicamente: los Kirchner). Pero la verdad es que hay una crítica más amplia que abarca a toda la clase política”.

eXTReMe Tracker