Política
De que el sistema de partidos políticos en la Argentina está destruido o al borde de la destrucción, es prueba palpable el hecho de que ni los más prestigiosos corresponsales extranjeros, enviados como observadores a nuestras elecciones, han acertado a explicar cuál ha sido el resultado de los comicios y cuál es el nuevo mapa político de la Argentina.

Tras la renuncia de Néstor Kirchner a la presidencia del Partido Justicialista, los medios han venido haciendo especulaciones acerca del proceso de sucesión recién abierto.

De lo único que puede alardear ahora mismo el gobierno de Urtubey es de no haber perdido. El resultado de anoche, en términos generales, ha sido tan pobre para el Partido Justicialista, que, puesto en relación con el esfuerzo y el gasto realizados, y en contraste con los resultados históricos, las cifras franciscanas obtenidas ayer en las urnas alcanzan dimensiones de auténtico escándalo.

Por mucho que se empeñe el gobernador Urtubey en lucir satisfecho frente a las cámaras de televisión, la de hoy no ha sido su noche ni la de su partido. Esa euforia para la galería va a dejar paso, en cuestión de horas, a una lectura neutral y desapasionada de las cifras electorales que revelarán que el Partido Justicialista de Salta, lejos del triunfalismo, no ha logrado siquiera alcanzar el 30 por cien de los sufragios.

El alto porcentaje que está obteniendo la Alianza Salta Somos Todos (superior al 17%), obliga a la lista más votada (el PJ, con 29,23%) a doblarlo, es decir, a obtener un porcentaje superior al 34%, para proclamarse vencedora de estas elecciones, lo que sólo podría ocurrir si el PJ consigue dos de los tres escaños en disputa.

Si las elecciones de Salta se decidieran con los guarismos que arroja el escrutinio de la mitad de las mesas, el kirchnerismo perdería dos diputados (los salientes Salum y Canela) y podría no cosechar ninguno de los nuevos.

Los resultados de la capital de Salta, una ciudad con más de 500.000 habitantes, contrastan notablemente con los que están registrando en el conjunto provincial. En la capital la lista que encabeza Walter Wayar es la más votada, con una diferencia de seis puntos porcentuales, escrutadas casi la mitad de las mesas de esta circunscripción.

Con un 39,19% de mesas escrutadas, el Partido Justicialista de Salta (Yarade), el Frente Federal (Wayar) y la alianza Salta Somos Todos (Olmedo), obtendría cada uno un escaño en las elecciones celebradas hoy en Salta.

Los salteños comenzaron a votar hoy a partir de las 8, en una fría y despejada mañana, con apenas 2 grados centígrados de temperatura. Se espera que en las horas centrales del día la temperatura alcance los 20 grados.

Confundir la regularidad electoral con la democracia es más o menos como argumentar que la regularidad intestinal es máximo indicador de salud de una persona. Una democracia -qué duda cabe- requiere del voto periódico de los ciudadanos para poder comenzar a llamarse como tal, pero cuando los ciudadanos no son libres a la hora de elegir, porque no hay alternativas reales o, aun habiéndolas, no hay una competencia electoral libre, votar cada tanto es a la democracia lo que la visita diaria al excusado, cuando el visitante padece graves trastornos cardiacos o mentales.

Cuando el exsecretario de Prensa del anterior gobierno, Javier Matus, el mismo que fue condenado recientemente por los tribunales de justicia de Salta por un grave delito penal, salió a los medios a intentar justificar documentalmente las irregulares emisiones del llamado "nuevo canal" de televisión por aire de Salta, dijo en aquel momento contar con "ciertos avales". Entre ellos, los del COMFER y "los del gobierno".

Aquello del Estado laico y aconfesional parece no preocuparle demasiado al senador Olmedo, que ha elegido colocar el broche de oro a su ya de por sí áurea campaña electoral con una misa de acción de gracias convocada para las 7 de la tarde en la Catedral Basílica de Salta.

La diputada provincial y exministra de Trabajo Nora Giménez, anunció ayer ante la prensa su decisión de no presentar finalmente su candidatura a diputada nacional en las elecciones del próximo domingo. Giménez, quien en las últimas semanas había marcado diferencias con la línea política del gobierno que integró hasta hace poco más de un mes, había venido haciendo escuchar su voz crítica con las decisiones del gobernador Urtubey y con la campaña electoral oficialista.

El candidato a diputado nacional del Frente Federal, Walter Wayar, afirmó que el oficialismo “no está pudiendo frenar las ganas que tiene la gente de votarme, porque soy el candidato más cercano a la gente y el que representa mejor el pensamiento y el sentir de los salteños”.

El director de Tránsito de la Municipalidad de Salta, señor Gerardo Montaldi, también conocido por su electroacústico apodo de 'Bafle', anunció en una entrevista concedida a FM Pacífico de la ciudad de Salta, que desde el próximo 1 de julio, será un afiliado más del Partido Justicialista de Salta.

El Partido Renovador de Salta cerró anoche su campaña electoral en Orán, en un acto realizado en la sede partidaria, que contó con la participación de los candidatos a diputados nacionales Jorge Oscar Folloni y Gladis Lauandos y del intendente de San Ramón de la Nueva Orán Marcelo Lara Gros.

El candidato a diputado nacional por el Frente Federal, Walter Wayar afirmó que junto a otros partidos tendrán una “mutua colaboración de los fiscales” ante rumores de que “el oficialismo” ejecute maniobras “que busquen impedir que la gente elija a quien desee”.

eXTReMe Tracker