Urbanismo
La diputada provincial Virginia Cornejo, del Partido Propuesta Salteña, se ha dirigido por escrito al presidente de la Comisión de Preservación del Patrimonio Arquitectónico y Urbanístico de la Provincia (Co.P.A.U.P.S), Mario Lazarovich, a quien ha solicitado que “en ejercicio de sus facultades legales, tome la intervención que le compete en protección del edificio conocido como Palacio Zorrilla”, ubicado en Buenos Aires 177 de esta ciudad, que fue construido en el siglo XIX, fue casa de gobierno durante el mandato de Luis Patrón Costas, y que durante mucho tiempo albergó al Departamento de Humanidades de la Universidad Nacional de Tucumán y, posteriormente, al rectorado de la Universidad Nacional de Salta.

La reducción de la velocidad de los vehículos ligeros en las ciudades se ha convertido en una obsesión para quienes están empeñados en reducir la cantidad de atropellos mortales que se producen en determinados puntos de la ciudad, especialmente en aquellos segmentos de vía pública que comparten peatones y automovilistas. Sólo unos pocos kilómetros metros de velocidad parecen suficientes, cuando no para reducir los atropellos, por lo menos para evitar consecuencias mortales.

Como por arte de magia, tras el anuncio de renuncia por inminente desplazamiento del secretario de Planificación Urbana municipal Raúl Kalinksy, señalado por amplios sectores sociales como el responsable de llevar adelante una política urbanística incompatible con el carácter tradicional de la edificación del centro de la ciudad de Salta, se han conocido dos importantes resoluciones que ponen freno a la depredación urbanística que, hasta hoy, venía siendo alentada por el poder político municipal.

El fallecimiento de un trabajador de la construcción en accidente laboral producido ayer en un edificio de varias plantas que se está erigiendo en la esquina de las calles Alvarado y Gorriti de Salta, ha disparado todas las alarmas en torno a la polémica fiebre constructora de edificios altos en el centro de la ciudad. Como es sabido, muchas organizaciones civiles han denunciado las políticas permisivas de la Municipalidad así como el virtual colapso de los servicios públicos de saneamiento en esta zona de la ciudad.

Muy cerca de donde vivo hay un sitio que se llama "Rotonda de la Peseta". Fue construido hace un par de años, es decir, cuatro después de que la peseta dejara de circular, no se sabe aún si para siempre. El monumento colocado al centro de la rotonda rinde homenaje a la antigua moneda nacional, pero a la moneda de 1, aquella ligera lentejuela que prácticamente había desaparecido ya de los bolsillos de los españoles, mucho antes de que el euro entrara en circulación, por lo que no es poca la gente que pasa por el lugar y se pregunta qué es ese objeto en forma de disco que brilla en el centro de la rotonda.

Según declaraciones que hoy recoge FM Aries, el secretario municipal de planificación urbana y principal responsable del proyecto TURSA (Tren Urbano de Salta), Raúl Kalinsky, se habría jugado una "carta brava" asegurando que es 'imposible' que el citado tren urbano pueda tener un accidente.

El hasta ayer innominado tren urbano de Salta ya tiene nombre. Se llama TURSA, acrónimo de Tren Urbano de Salta (la propuesta de que se llamara TRISA [Tren de Isa] ha pegado en el palo por un par de letras). Su prematuro lanzamiento, con gran aparato mediático, ha puesto de manifiesto la poca responsabilidad de la autoridad municipal que impulsa este medio de transporte, por cuanto la pretensión inicial contemplaba echar a rodar el tren sin modificar ni mejorar un solo elemento del trazado o de las estaciones.

El día miércoles 22 de julio se reunieron en asamblea 15 organizaciones para analizar la situación del patrimonio natural y cultural de la provincia, la constante agresión que sufre y la acción que llevan a cabo quienes deberían resguardarlo. Este frente, fue creado el 5 de marzo del 2008 con la denominación Comisión Permanente de Defensa de Salta y ha venido actuando ininterrumpidamente en pos de la conservación del patrimonio salteño.

La organización no gubernamental RedSol, que coordina a la llamada Comisión de Vecinos del Área Centro, parece empeñada en llevar la lucha por la defensa del histórico patrimonio urbano de Salta a un plano estrictamente personal. Algunos de sus miembros, que han sido querellados penalmente por el secretario de planamiento urbano municipal Raúl Kalinsky, han respondido a esta provocación con una extravagante presentación ante el Procurador General de la Provincia, en la que llevan una feroz carga contra el citado Kalinsky.

Las agraciadas y armoniosas casas de adobe del Centro de Salta que se erigieron antaño siguiendo un patrón arquitectónico, resistentes al paso del tiempo, deben sin embargo, hoy enfrentarse al bisturí y la piqueta de los nuevos extirpadores de historia y patrimonio.

Avanzan las obras de semipeatonalización de calle Caseros que se ejecuta con el fin de lograr la conexión entre las peatonales Alberdi y Florida con la plaza 9 de Julio. La inversión total será de $1.435.435,96.

El secretario municipal de Planificación Urbana, señor Raúl Kalinsky, no debe haberse sentido muy cómodo durante los últimos días, si se tiene en cuenta que se ha visto obligado a salir a los medios de comunicación para acusar de "xenófoba" a la diputada provincial Virginia Cornejo. La legisladora habría calificado como "negativa y perjudicial" el hecho de que una persona "no nacida en Salta" tenga a su cargo la planificación de la ciudad.

La diputada Virginia Cornejo, del Partido Propuesta Salteña, ha registrado ante la mesa de entradas de la Cámara de Diputados un proyecto de ley cuyo objeto es declarar la "utilidad pública" y proceder a la expropiación de los inmuebles que, hasta hace poco, albergaban las oficinas de la Intendencia Municipal de la ciudad de Salta, en los números 62 y 86 de la calle Florida.

Me ha costado mucho esfuerzo llegar a comprender algunas de las claves del debate entablado entre los responsables municipales de la planificación urbana y un grupo bastante amplio de defensores del patrimonio urbano histórico de la ciudad de Salta. Con muy pocos elementos me he aventurado a aproximarme a aquel debate (que tiene ya algunas trazas de abierto conflicto), pero entre aquellos me veo obligado a destacar a dos: los serenos y bien fundamentados escritos de José Alfonso de Guardia de Ponté y las espasmódicas apariciones públicas del empleado municipal que tiene a su cargo la tarea de "planificar" nuestra ciudad.

Es de público conocimiento que momentáneamente los inmuebles patrimoniales e históricos de la Florida 62 y 86 están a salvo por un fallo de la Justicia que impide cualquier agresión hacia dichas construcciones.

Hace un tiempo atrás, en enero de 2009, la COPAUS (Comisión de Protección del Patrimonio Arquitectónico y Urbanístico de la Provincia de Salta) por Resolución Nº 008/09 de la Secretaria de Planeamiento Municipal debería opinar sobre cualquier trámite para modificar, ampliar, conservar, restaurar, refuncionalizar, cambiar destino o uso, cambiar las estructuras internas y aspecto externo de las vivienda ubicadas en el entorno patrimonial y el área central de la ciudad de Salta.

La llamada Comisión Permanente en Defensa de Salta, ha dado a conocer un comunicado de prensa en el que pone de manifiesto su preocupación sobre el destino que sus propietarios darán a los inmuebles municipales de la calle Florida números 86 y 62. El comunicado dice lo siguiente:

eXTReMe Tracker