Partidos
Bernardo BiellaLa temperatura interna del partido radical de Salta aumenta en la misma proporción que desciende en el exterior la temperatura atmosférica. A la ya de por sí caliente disputa entre sectores enfrentados, los radicales suman ahora un singular motivo de desavenencia: la candidatura a diputado nacional en primer término del médico Bernardo Biella, antiguo compañero de fórmula del parajusticialista Alfredo Horacio Olmedo.

Los sectores internos que resisten la postulación de Biella basan su rechazo en dos argumentos excluyentes: 1) la imposición de Biella por el "aparato" oficial de la candidatura de Ricardo Alfonsín; y 2) el hecho de que Biella no pertenece al partido radical.

Biella cuenta con el respaldo de la dirección oficial y visible de la UCR de Salta, con el veterano dirigente José María Farizano a la cabeza. Al mismo tiempo, se ha granjeado la antipatía de los otros dos cabeza de lista: el juvenil Matías Assennato y el no tan juvenil Carlos Humberto Saravia.

En un gesto inédito en la política salteña de los últimos años, Assennato -presidente de la Juventud Radical de Salta- ha lanzado un ultimatum al señor Biella para que renuncie a su candidatura "en 48 horas".

Assennato sostiene que Biella "parece un nene con plata que quiere hacer política" y denunció que el sector que lidera Farizano "tiene miedo" a competir con el suyo "de igual a igual".

Algo más suave fue el concejal Saravia, que dijo que "Bernardo es una buena persona pero lo están manipulando". Al ser preguntado por el autor de la manipulación, el inquieto concejal no dudó en señalar al exvicegobernador Ricardo Gómez Diez, presidente del Partido Propuesta Salteña, aliado de la UCR de Salta y sostén de Biella en los despachos nacionales.

Saravia denuncia “una bajada de línea muy fuerte” y una maniobra para que la dirigencia nacional radical acuerde con Ricardo Gómez Diez y Biella, para que este último sea beneficiado en la puja.

Ambos sectores "rebeldes" del radicalismo se quejan de que la misma dirigencia nacional haya dispuesto que la única lista que podrá llevar el nombre de Ricardo Alfonsín en su boleta electoral sea precisamente la que encabece Biella. "Es paradójico" -señalan- "que ahora que el radicalismo tiene una oportunidad cierta de colocar a un diputado nacional, el elegido sea de otro partido", coinciden unos y otros.

Por razones que no vienen al caso señalar, tanto Assennato como Saravia niegan cualquier raíz radical al candidato Biella. Al parecer, estos dirigentes consideran que los únicos radicales de "pata negra" son ellos, olvidando que Bernardo Biella es nieto del único gobernador radical de Salta de la segunda mitad del siglo XX: el cafayateño Bernardino Biella, que en 1958 fue electo por la Unión Cívica Radical Intransigente.



eXTReMe Tracker