Hernán Mondragón
Sede justicialista de Salta en 1973No hay dudas: la victoria electoral del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, fue limpia, contundente y con pocos precedentes en la historia política de esta provincia. Ser reelecto para un segundo mandato con un porcentaje de casi el 58% de los votos, sin el paraguas protector de un aparato nacional o de una elección presidencial, es un logro que no se puede negar ni empequeñecer.

Elías CanettiAntes de conocer uno de los últimos artículos publicados por Tomás Eloy Martínez, el que dedicó a Elías Canetti en el diario “El País” de Madrid el 29 de septiembre de 2009, por intuición más que por elección, leí uno de los títulos “Masa y poder” (1960), la gran obra de este escritor nacido en Bulgaria en 1905 y muerto en Zurich en 1994.

Salteñismo en acciónQue el salteñismo es una inflamación del localismo que le está haciendo mal a Salta, es algo que sólo niegan aquellos empeñados en exagerar la hinchazón del orgullo por lo propio, cultivándolo con una virulencia que amenaza convertirlo en gangrena.

Romero y Uribe“Álvaro Uribe no podrá volver al poder ni en el 2014 ni nunca”, dijo ayer el ex magistrado colombiano Manuel José Cepeda. De este modo, la Corte Constitucional confirmó la vigencia de su pronunciamiento del año 2005, que autorizó la reelección presidencial sólo por una vez.

Los chismes, en versión de Norman Rockwell Recuerdo que hace años, colgado a la pared en la entrada en una casa vecina, de uno de esos cartelitos kitsch muy al uso en aquella época, colgaba esta frase: “Bienvenido a esta casa si no trae chismes”.

La conjura de los mutulosHace algunos años, con ánimo de debatir, escribí un artículo que titulé “Nuestra salteña incapacidad de dialogar”. Fue publicado en un periódico local con el seudónimo Fernando Aragón, personaje al que adjudiqué carácter de salteño residente en California desde los años ’60, otorgándole, además, el título ingeniero. Aquel texto no alimentó ninguna polémica, pero desató enojos de quienes vieron un catálogo de agravios más que una crítica social. 

De la justicia social a la autoyudaHace unos pocos años, durante un acto patriótico en un pequeño pueblo de Salta, un voluntarioso e improvisado locutor anunció: “a continuación el señor intendente hará abuso de la palabra”. Por impericia, más que por dotes proféticas, el hombre dijo “abuso” donde debía decir “uso”.

Bandera de SaltaComo si fueran pocas las dificultades a aclarar y resolver, algunos salteños parecen decididos a tirar otros problemas sobre nuestros fatigados hombros.

eXTReMe Tracker