Jorge Raventos
Cristina Fernández de KirchnerEn Santa Cruz, su provincia adoptiva, la señora de Kirchner no se limita estos días a pasear a Vito, el pug gris de su hija. Además de seguir recuperando fuerzas tras la tiroidectomía que le practicaron, la Presidente analiza las dificultades que atraviesa su gobierno.

Moyano y FernándezFue una semana agitada: había empezado con interesantes declaraciones de Hugo Moyano en un canal de cable del Grupo Clarín y terminó con agitación ambientalista y represión en el noroeste y una sonora, aventurada denuncia ante la ONU en la que el gobierno argentino imputó al británico la militarización del diferendo por las islas Malvinas y la introducción de armas atómicas en el Atlántico Sur.

altLa señora de Kirchner volvió el martes 24 al ejercicio pleno de su cargo. Obvio, el retorno fue transmitido por la cadena oficial de medios. Su discurso de regreso giró en buena medida alrededor de ella misma, aunque también censuró con fuerza a las empresas petroleras: les reclamó inversión y cuestionó que vendieran el combustible a los transportistas por encima del precio de los surtidores.

Cristina Fernández de KirchnerYa concluye la convalecencia de la Presidente, que descansa en Chapadmalal. Aunque sus funcionarios –empezando por el vice, Amado Boudou- dan testimonio de que ella supervisó cada paso importante del gobierno en la última semana, la presencia constante es otra cosa. En un régimen hipercentralizado como el que ella encabeza, la distancia del que ocupa el número uno genera desconcierto, paraliza o adormece algunas reacciones. A estos casos también parece aplicarse la antigua frase rústica: “el ojo del amo engorda el ganado”.

Cristina Fernández de KirchnerSe puede jugar con las palabras, pero es peligroso jugar con la verdad. El diagnóstico de la Presidente, tal como fue anunciado políticamente, resultó falso. ¿Por qué transformaron una probabilidad en una certeza? Malvinas: mientras los vecinos se solidarizan, Timerman sobregira y el Reino Unido garantiza la tranquilidad de los isleños. Con la excusa de defender la producción nacional, Moreno la perturba y aumenta el aislamiento del país.

Alberto WeretilneckAntes de que una tempestad pasional lo arrasara en la madrugada del nuevo año, Carlos Soria, hasta entonces gobernador de Río Negro, había puesto en marcha un vigoroso ajuste de la economía provincial. Su sucesor, un hombre del Frente Grande (el partido que fundó Chacho Alvarez y a través del cual convergieron en el Frente para la Victoria ministros como Nilda Garré y Juan Manuel Abal Medina), considera que ese ajuste debe concluirse. Aunque todos eviten la palabra ajuste.

Cristina Fernández de KirchnerA partir del 27 de octubre del 2010 el país empezó a aprender algo que hasta ese momento era difícil de imaginar: que podía existir el kirchnerismo sin Néstor Kirchner. Cristina Fernández, su viuda, se erigió en la continuadora de ese ejercicio inicialmente gestado en la provincia de Santa Cruz y consolidado a partir de 2003 (merced a la crisis del año 2001, la implosión de la Alianza y el respaldo de Eduardo Duhalde) en el poder nacional.

Moyano en HuracánEl segundo período presidencial de Cristina Kirchner promete no ser aburrido. Su comienzo, al menos, fue vertiginoso.En menos de una semana ha quedado abierta una amplia brecha entre el oficialismo y la CGT, que se extiende a la mayor parte del movimiento obrero y, subterráneamente, a un amplio espectro del peronismo. En otro escenario (aunque no faltan los vasos comunicantes), el hostigamiento al gobernador de la provincia de Buenos Aires terminó desencadenando un motín en la policía del distrito.

Guillermo MorenoFinalmente llegó el 10 de diciembre y con él la señora de Kirchner pudo iniciar formalmente un gobierno que ya había comenzado, en los hechos, inmediatamente después del 23 de octubre con la pelea por la fuga de capitales. El porcentaje de votos obtenidos entonces por la Presidente (54%), que ella y los suyos interpretaron como un satisfecho aval “al modelo”, no consiguió infundir confianza en ahorristas e inversores que se lanzaron a cambiar sus pesos por dólares y cancelaron sus plazos fijos en esa moneda para guardar sus ahorros en el colchón. Así, la Presidente tuvo que inaugurar su segundo período antes de tiempo lanzando a su mariscal multiterreno, Guillermo Moreno, a comandar una operación de control de cambios, que sigue vigente.

Kirchner y UrtubeyEn menos de una semana se sabrá con qué personal Cristina Fernández de Kirchner va a iniciar su segundo mandato, el tercero de la familia.

eXTReMe Tracker