Salud
- Desde el 1 de febrero de 1997 sirviendo a los salteños

Prevención

El daño solar es acumulable e irreversible, las exposiciones reiteradas e indiscriminadas producen a largo plazo un envejecimiento prematuro, lesiones precancerosas y cáncer de piel.
Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

La campaña de prevención del cáncer de piel se desarrolla en hospitales públicos de Salta con el objetivo de concienciar sobre la importancia de los chequeos médicos tempranos para una detección oportuna de posibles casos y el autocuidado.


En los hospitales San Bernardo, Materno Infantil y Señor del Milagro, se ofrecerá, hasta el próximo día viernes 16 de noviembre, atención gratuita a todos los pacientes que voluntariamente se acerquen a realizar consultas por lesiones de piel sospechosas.

El Servicio de Dermatología del Hospital San Bernardo atenderá sin turnos previos ni derivación médica de 8 a 12 y jueves también por la tarde de 13.30 a 16 a pacientes que posean manchas sospechosas en la piel o lunares.

Asimismo, en el Hospital Señor del Milagro también se brindará atención de especialistas, en el horario de 8 a 12.

En el Hospital Público Materno Infantil durante toda la semana 8 a 11 solo a pacientes pediátricos.

En el Hospital Joaquín Castellanos de General Güemes atenderá de 9 a 12.30 horas.

Centros de Salud



Barrio Santa Ana I, de 14 a 18.

Villa Soledad, de 8 a 11.

Villa Chartas, de 8 a 11.

Villa Lavalle, martes 14, hasta las 19.40; miércoles 15, de 12.30 a 20.40; y el viernes de 14.30 a 19.40

Villa Palacios, de 8 a 11.

Sobre el cáncer de piel

Esta enfermedad es el tipo más común de los cánceres en el ser humano. Una de las causas más importantes es la exposición a la radiación ultravioleta proveniente del sol y otras fuentes artificiales, como camas solares.

El daño solar es acumulable e irreversible, las exposiciones reiteradas e indiscriminadas producen a largo plazo un envejecimiento prematuro, lesiones precancerosas y cáncer de piel.

Los signos más habituales son la aparición de manchas rosadas o rojizas, ásperas al tacto y que se vuelve cada vez más rugosas o escamosas. Se ve especialmente en las zonas de mayor exposición al sol como cara, dorso de las manos, labio inferior, cuello y orejas. Además, aparición de bultos en la piel que crecen en forma sostenida en el tiempo, lastimaduras que no cicatrizan a pesar de un tratamiento; lunares que cambian su coloración, o sus bordes se vuelven irregulares, lunares asimétricos, o que crecen, pican o se inflaman.


eXTReMe Tracker