Salud
- Desde el 1 de febrero de 1997 sirviendo a los salteños

Rigor salteño

El ministro Mascarello dice que quiere avanzar en este asunto 'con rigor científico', aprovechando que la ley que autoriza el aceite medicinal de cannabis ya ha sido objeto de desarrollo reglamentario.
Cultivo de cannabis
Cultivo de cannabis

El sueño de la macetita propia que soñó un juez jubilado puede empezar a ser una realidad en Salta si fructifican las gestiones y los contactos del Ministro de Salud Pública del gobierno provincial de Salta, señor Roque Rosario Mascarello, quien ha iniciado una ronda de conversaciones con el objeto de estudiar la factibilidad del cultivo de cannabis en nuestra Provincia y la elaboración de aceite medicinal.


Según ha explicado el ministro, la ley que permite el uso del aceite de cannabis en medicina ya ha sido objeto de desarrollo reglamentario, por lo que la decisión de su gobierno es «avanzar dando participación a todas las entidades que tienen que ver con el tema».

Para Mascarello estas entidades son las sociedades científicas, las universidades y el INTA, aunque todo indica que se ha olvidado de algún que otro sujeto importante en el ancho mundo del consumo de esta sustancia.

El ministro adelantó que «ya habló» del asunto con el presidente del INTA quien le dijo, al parecer, que moverá un dedo sin antes ver sentado en la mesa al Ministerio de Salud de la Nación. Mascarello quedó comprometido en trasladar la inquietud del presidente del INTA a la próxima reunión del Consejo Federal de Salud.

Mascarello sostiene que con la ayuda del INTA, Salta podrá acceder a la provisión de aceite medicinal de cannabis «a un costo muchísimo menor para la Provincia». No especificó el ministro en comparación con qué otros precios y con qué otros mercados.

Según Mascarello, de concretarse este proyecto suyo, Salta pasaría a ser «la primera provincia en cultivar cannabis», aunque le faltó agregar el adverbio «legalmente».

Lo que para el ministro es una conquista pionera para otros es un dato normal de la realidad, puesto de Salta, de un modo o de otros siempre ha estado a la vanguardia en este tipo de cosas.

Antes de concluir su interesante discurso, el ministro Mascarello ha dicho que «nadie» (sic) puede discutir los efectos benéficos del aceite para el tratamiento de ciertas patologías, «más allá de posiciones políticas». Al parecer, el ministro lee un solo tipo de revistas científicas y desecha las que niegan de plano que el uso del aceite de cannabis sea beneficioso para la salud.

Como remate de sus declaraciones, Mascarello ha dicho: «entonces, todo lo que sirva a la gente lo vamos a hacer, pero con rigor científico», dando a entender de algún modo que hay ciertas cosas que el gobierno hace «sin ningún rigor científico».

A la reunión con el ministro asistieron el director regional del INTA Salta-Jujuy, José Minetti; la decana de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Salta, Alicia Kirschbaum; el vicedecano de la misma unidad académica, Carlos Herrando; la presidente del Colegio de Farmacéuticos, Marcela Ruiz; la coordinadora de la Dirección Técnica de Farmacia del Instituto Provincial de Salud (IPSS), Elba Larrea; la jefa de Laboratorio de Producción del Ministerio de Salud Pública, María Elena D’Elías Heber; y Noemí Bisceglia, del grupo Cultivando Esperanza con Mamá.

eXTReMe Tracker