Religión
- Desde el 1 de febrero de 1997 sirviendo a los salteños
Francisco y Jacinta Marto
Francisco y Jacinta Marto
Los pastorcillos de Fátima, Francisco Marto y Jacinta Marto, serán proclamados santos el próximo 13 de mayo. Así lo ha anunciado el Papa Francisco en el consitorio ordinario público sobre algunas causas de canonización celebrado esta mañana.

La canonización de los pastorcillos tendrá lugar durante el viaje apostólico del Papa a Fátima por el centenario de las apariciones de la Virgen: Nuestra Señora se apareció a Francisco y Jacinta por primera vez el 13 de mayo de 1917.

Con ellos estaba presente su prima, Lucía Dos Santos, fallecida a los 98 años en 2005. Francisco y Jacinta murieron en cambio a los 11 y 10 años, respectivamente, a causa de una epidemia de gripe.

El cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, ha presentado la figura de los pastorcillos recordando que la breve vida de estos niños fue rica de fe, amor y oración.

Nuevos santos

Otros jóvenes que serán proclamados santos, según la decisión tomada en el Consistorio de hoy, son los adolescentes mártires Cristóbal, Antonio y Juan, que vivieron en México en la primera mitad del 1500. Educados por los franciscanos, se alejaron del culto local a los ídolos. Su rechazo a la idolatría fue la causa de su martirio; Cristóbal encontró la muerte de manos de su propio padre.

Además de estos tres mártires, otros 30 serán proclamados santos: André de Soveral y Ambrósio Francisco Ferro -sacerdotes diocesanos-, Mateus Moreira y 27 compañeros que en 1645, en Rio Grande do Norte (Brasil), derramaron su sangre por amor a Cristo, cruelmente asesinados por los soldados holandeses por no haber querido convertirse al calvinismo.

Otro nuevo santo es el español Faustino Míguez (1831-1925), sacerdote escolapio, que fundó el Instituto Calasancio de las Hijas de la Divina Pastora para que las niñas pobres y abandonadas pudieran acceder a la instrucción.

Finalmente, será proclamado santo Angelo da Acri, fraile capuchino que vivió en el reino de Nápoles entre 1600 y 1700. Fue un incansable divulgador de la palabra de Dios y defendió a los débiles de los abusos de los poderosos.

Los nuevos santos serán canonizados el 15 de octubre próximo.

Fuente: Vaticano.
eXTReMe Tracker
EXs=screen;EXw=EXs.width;navigator.appName!="Netscape"?EXb=EXs.colorDepth:EXb=EXs.pixelDepth;