Mujer
Mujeres importantes
Mujeres importantes

No se daba una situación igual desde la teórica coincidencia en el tiempo y en el espacio de las tres Simones (Weil, de Beauvoir y Veil), esas damas de rompe y rasga que dejaron una profunda huella en el pensamiento universal e influyeron notablemente en la vida de las mujeres de su país y buena parte del mundo.

El duelo dialéctico entre las Pamelas al que asistimos -sorprendentemente- en Salta no tiene precisamente de un lado a una luminaria del existencialismo, ni del otro a la política que consiguió para las mujeres francesas la ley del aborto. Digamos que, en términos estrictamente políticos, los logros de Pam & Pam son bastante más modestos e infinitamente menos influyentes en el pensamiento universal que los de las tres Simones.

Pero el cortocircuito entre ambas Pam se produjo igual, ya que la una piensa y actúa, en los mismos asuntos, de una manera muy diferente a como lo hace la otra.

Una dice, por ejemplo: «Vengo observando desde hace rato que en el feudo que Vos gobernáis se mata a las mujeres como pajaritos, sin que Su Majestad se digne en hacer nada por evitarlo».

La otra, por el contrario, afirma: «Es voluntad de mi Señor calificar a estas muertes de 'conductas culturales', de modo que con los cursitos de perspectiva de género que damos de tanto en tanto en hospitales, cárceles y comisarías, lo estamos haciendo fenómeno».

Así, mientras la primera Pam se gastaba un juego completo de lentes de contacto descartables en «observar» las matanzas, una por una, sin poder decir «esta boca es mía», la segunda Pam brindaba con cava del Penedés catalán, y rodeada de hinchas fanáticos del Barça (y si acaso del independentismo) los «extraordinarios» logros de su gestión.

Esto, hasta que una de las Spice Girls del femenismo salteño se cansó y pateó el tablero (¡pim, pam y pum!). Lo de las Spices viene a cuento de Mel B & Mel C, que recuerda mucho a Pam A & Pam C, y no solo porque terminaron a los mechonazos.

Y el gallinero se quedó con un solo gallo (un corolario que no pretende ser machista, ya que decir que se quedó con una sola gallina suena despectivo y futbolero).

eXTReMe Tracker