Derechos Humanos
- Desde el 1 de febrero de 1997 sirviendo a los salteños

Crímenes de guerra

Cuando las fuerzas serbias lideradas por general serbio Ratko Mladic llegó al complejo de Naciones Unidas, separaron a hombres y niños para su ejecución y enviaron a las mujeres y las niñas a territorio controlado por el gobierno bosnio.
Una mujer llora ante el ataúd de una víctima del genocidio
Una mujer llora ante el ataúd de una víctima del genocidio
Los tribunales internacionales han definido la masacre serbia de más de 8.000 bosnios musulmanes al final de la guerra de Bosnia 1992-1995 como genocidio.

Cada año, los expertos forenses encuentran nuevos cuerpos en los cerca de 100 fosas comunes encontradas hasta ahora. Los restos se identifican mediante análisis de ADN antes de ser enterrados de nuevo en un centro memorial cerca de Srebrenica, donde las víctimas fueron vistas por última vez.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha abogado este lunes por el reconocimiento por parte de todas las comunidades de Bosnia y Herzegovina de la masacre de Srebrenica, con motivo de su 22º aniversario, de cara a una "reconciliación total" en el país. La ciudad de Bosnia oriental fue sitiada por las fuerzas serbias durante años antes de que cayera el 11 de julio de 1995. Su población musulmana huyó de la ciudad, que era dos años antes "refugio seguro" para los civiles. Pero cuando las fuerzas serbias lideradas por general serbio Ratko Mladic llegó al complejo de Naciones Unidas, separaron a hombres y niños para su ejecución y enviaron a las mujeres y las niñas a territorio controlado por el gobierno bosnio, las fuerzas de paz se vieron superadas en potencia de fuego y se quedaron impotentes.

Miles de residentes varones de Srebrenica trataron de huir por el bosque, pero fueron perseguidos y asesinados por los serbios. Mladic está siendo juzgado por el tribunal de crímenes de guerra en La Haya.

Cada año Fatima Hubijer, de 63 años, vive pensando que un día su hijo se encontrará también y una de las tumbas en el Centro para la Memoria será suyo.

"Si yo sólo pudiera encontrarlo y le enterraran ... entonces yo por lo menos tendría un montón de tierra para acariciar", dijo ella.

eXTReMe Tracker