Derechos Humanos
- Desde el 1 de febrero de 1997 sirviendo a los salteños
Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa
(TÉLAM) - El juez en lo Contencioso Administrativo de La Plata, Luis Federico Arias, opinó sobre la propuesta del gobierno nacional de bajar la edad de imputabilidad de los menores, de 16 a 14 años.

"Responde al año electoral, y es más que nada, propagandístico", amplió el magistrado en Radio Nacional, ante cuyos micrófonos se pronunció además por "prevenir y resguardar los derechos de todos los jóvenes" en vez de "estar discutiendo medidas que son un clásico de la demagogia punitiva en tiempos electorales, y represivas".

"Estas ideas son un clásico de la demagogia punitiva cada vez que se acerca una elección. Los políticos empiezan a hablar de estos temas para conseguir la adhesión de la gente que necesita una respuesta para la inseguridad; e intentan demostrar que se están ocupando del problema cuando en realidad no es así. Si se ocuparan, lo que harían sería prevenir", analizó.

También convocó a "pensar todo lo que cuesta poner más policías en la calle, más armamentos y patrulleros" al sostener que "si todo ese dinero se usara, por ejemplo, para volcarlo a las escuelas donde está la primera red de contención, el resultado sería óptimo".

"El maestro sabe a la perfección qué pibe tiene violencia, qué chico sufre una adicción. Si uno le pusiera a las escuelas toda esa estructura estatal de recursos y contención para abordar estas situaciones, se estarían ocupando en serio, pero los gobiernos no lo hacen", lamentó el juez.

Arias contó que en la actualidad, en la provincia de Buenos Aires, el sistema penal juvenil establece que "los jovenes de 14 a 16 son inimputables, mientras que de 16 a 18 son imputables pero con un fuero específico, pero en la práctica esto no se cumple porque si bien no van a una cárcel, terminan igual en lugares de encierro y sin políticas de reinserción social, al igual que en el caso de los adultos".

Más temprano, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, afirmó hoy que la posición del Gobierno respecto a la edad de imputabilidad de los menores es que "hay una situación en la franja de los 15 años" que "debe ser abordada abordada por la ley pero en base a consensos con Unicef y todo el arco político", y dejó sentado que el tratamiento parlamentario para una reforma del régimen penal juvenil sería en 2018, tras las elecciones legislativas de este año.

eXTReMe Tracker
EXs=screen;EXw=EXs.width;navigator.appName!="Netscape"?EXb=EXs.colorDepth:EXb=EXs.pixelDepth;