Comunicación
- Desde el 1 de febrero de 1997 sirviendo a los salteños

Adicción sin sustancia

Un sondeo realizado por la empresa Bouygues Telecom, una de las operadoras de telefonía móvil más importante del país, ha puesto de relieve que la adicción de los franceses a sus aparatos portables es extrema.
Estos no son franceses, pero...
Estos no son franceses, pero...

Al parecer, los franceses están dispuestos a sacrificarse mucho para permanecer conectados. La operadora Bouygues, ha dado a conocer las conclusiones de su primer observatorio de prácticas digitales de los franceses, basado en las respuestas que 2206 personas han dado al cuestionario de la empresa CSA Link en julio pasado.


De acuerdo con el estudio, un 43% de los franceses no apaga jamás su teléfono y que solo el 34% lo apaga cuando se van a dormir. Los jóvenes son los más adictos: el 57% de los jóvenes entre 15 y 25 años dejan su aparato encendido permanentemente, cifra que sube al 64% en el caso de las chicas.

Más sorprendente que lo anterior es la conclusión de que los franceses se han convertido en tan adictos que un 79% de los encuestados declarar preferir pasar una semana sin beber alcohol a ser privados de su ventaba a Internet. Un 66% elegiría abandonar las prácticas deportivas antes que la navegación por la red, y -la guinda del pastel, que podría romper la imagen del french lover- un 41% (casi uno de cada dos) prefiere privarse del sexo antes que de la red.

En términos generales, la dependencia del móvil alcanza a un 84% de los jóvenes entre 15 y 25 años.

Un cuarto de los encuestados deja su teléfono móvil encendido durante las comidas en familia o un espectáculo. En total, un promedio de dos horas y medias diarias para navegar a hacer llamadas por teléfono, lo que representa 38 días por año.

Pero ¿qué hacen los internautas sobre las pequeñas pantallas conectadas? Los franceses buscan información (88%), consultan las redes sociales (73%), los diarios (69%), sus cuentas bancarias (69%), publican fotos propias (60%), efectúan compras (59%), realizan trámites administrativos (56%), ven la televisión y juegan en línea (49%). Un 78% de los franceses entre 12 y 14 años se conecta a las redes sociales.

El estudio saca a la luz las prácticas excesivas en el tramo de 12-14 años, considerando que la edad media para tener un smartphone es de 11 años y medio. En el segmento estudiado este año por el observatorio, nueve de cada diez ya tienen su propio móvil. Signo de los tiempos, estos ultra-geek (70%) prefieren ver vídeos en sus dispositivos móviles en lugar de hacerlo en la televisión; el 83% ha descargado aplicaciones de juegos y el 78% está conectado a las redes sociales. Un tercio ya tiene un paquete con todo incluido. Mientras tanto, del lado de los padres, el sondeo revele que solo la mitad establece reglas para sus hijos (prohibición de móviles en la escuela, en la mesa, después de las 21 horas, etc.).

Tranquiliza saber que los nuevos usuarios de Internet tienen una mayor precaución al utilizar Internet: el 81% de los preadolescentes juzga que Internet «puede ser peligroso». Sin embargo, solo el 16% de ellos está protegido por software «que permite a los padres en cualquier momento saber dónde están». El estudio no dice cuántos tienen protección para no navegar en aguas turbulentas.

Artículos leídos recientemente

eXTReMe Tracker