Comunicación
- Desde el 1 de febrero de 1997 sirviendo a los salteños
Una decisión cuestionable
Los fiscales de Salta difunden un retrato hablado de un presunto delincuente, pero insertan en el dibujo el logotipo de la institución fiscal, a un tamaño tan grande que impide ver con claridad ciertos rasgos de la cara, como la forma de las orejas o la nariz de la persona buscada.
El identikit con marca de agua difundido por los fiscales de Salta
El identikit con marca de agua difundido por los fiscales de Salta

Imaginemos por un momento que en los viejos carteles que colgaba el sheriff de un pueblo del lejano Oeste ofreciendo recompensa por la cabeza de un peligroso delincuente se incluyera un aviso publicitario a todo tamaño que dijera: 'Beba zarzaparrilla en la cantina de Joe'.

Un identikit o un retrato hablado, cuando es elaborado por la autoridad pública, es, antes que nada, un instrumento que apela a la colaboración ciudadana para dar con el paradero de un presunto delincuente, y no la ocasión propicia para señalar o afirmar la autoría o el derecho de propiedad de la «obra de arte».

El identikit difundido por el Ministerio Público Fiscal de Salta del rostro del presunto autor del crimen de la señora Jimena Salas está atravesado, innecesariamente, por el logotipo en transparencia de la autoridad fiscal. Tal es la grosería del tamaño, que parece más importante el logotipo en sí que los rasgos del presunto delincuente, que aparece casi en segundo plano.

Si lo que interesa, a los fines de la colaboración ciudadana, es conocer de la forma más perfecta posible los rasgos de una persona y no a los autores del dibujo, nada justifica que semejante logotipo oculte o distorsione buena parte de las facciones del buscado, sobre todo cuando -para darle una apariencia de seriedad y oficialidad al retrato- bastaba con colocar el logotipo institucional del MPF, sin transparencia, en un ángulo del canvas y en un tamaño discreto.

Pero aunque los fiscales hubieran querido afirmar el carácter oficial del retrato o simplemente reivindicar la autoría de su trabajo, ante tanta copia que circula en Internet, nunca se debió insertar una marca de agua precisamente sobre el objeto principal del documento, que es la cara del presunto buscado.

Al haberlo hecho de este modo, las posibilidades de hallar al portador de esa terrible cara se reducen notablemente.

El rostro de Fanny Escalante reconstruido por el CIF de Salta dejó el crimen impune
El rostro de Fanny Escalante reconstruido por el CIF de Salta dejó el crimen impune
Por lo demás, después de cuatro años del fiasco que constituyó la «reconstrucción forense» del rostro de la extinta Fanny Escalante (cuya apariencia real no tenía nada que ver con la estatua espantada que talló el CIF, a mano), el retrato hablado del presunto asesino de la señora Salas demuestra que el Cuerpo de Investigaciones Fiscales de Salta sigue careciendo de medios y recursos informáticos adecuados para trazar un retrato de estas características valiéndose de las nuevas tecnologías y sigue confiando su suerte a la carbonilla y a la buena muñeca del artista.

Últimas noticias

eXTReMe Tracker
EXs=screen;EXw=EXs.width;navigator.appName!="Netscape"?EXb=EXs.colorDepth:EXb=EXs.pixelDepth;