Editoriales
- Desde el 1 de febrero de 1997 sirviendo a los salteños

Juan Manuel Urtubey, Gobernador de Salta
Juan Manuel Urtubey, Gobernador de Salta
Si el Gobernador de la Provincia es, como él acostumbra a decir, el representante de todos los salteños, debería hacerse cargo inmediatamente del sentimiento de congoja que embarga a la mayoría de nuestros comprovincianos por el asesinato, en una instalación carcelaria, de una joven madre de solo dieciocho años de edad.

No basta con que el gobierno presente sus condolencias a la familia o le ofrezca servicios de contención psicológica. Juan Manuel Urtubey debe, en nombre de todos, expresar con signos inequívocos el duelo de todo un pueblo.

Es por ello que si el Gobernador cede nuevamente a la frivolidad y se presenta como siempre en el rally Dakar, estará faltándole el respeto a una parte importante de la ciudadanía.

Aunque Urtubey no quiera asumir la responsabilidad que le cabe en el caso, aunque no le pida la renuncia a la Ministra de Derechos Humanos y Justicia, y aunque en su interior sienta el asesinato de la joven Andrea como «una muerte más», su deber de Estado consiste en abstenerse de las fiestas y las exhibiciones públicas a las que está acostumbrado y comportarse como un hombre sensible a los sufrimientos de sus conciudadanos, más allá de los gestos de autoridad.

Por esta razón, si Urtubey públicamente y en persona asiste al rally Dakar, como espectador, como aficionado a las carreras de coche o como lo que sea, estará faltando a su deber de gobernante.

eXTReMe Tracker