El Mundo
Terminal Sud del aeropuerto de Orly
Terminal Sud del aeropuerto de Orly

Ziyed Ben Belgacem, el hombre de 39 años que fue abatido esta mañana en una de las terminales del aeropuerto parisino de Orly, era conocido de los servicios policiales y de inteligencia franceses. Las motivaciones de su ataque, sin embargo, aún no han sido esclarecidas por las autoridades.

Según las informaciones oficiales, el atacante, nacido en París, de nacionalidad francesa y residente en Val-d'Oise, no tenía una ficha S, pero era conocido por hechos de delincuencia común y por radicalización. Según otras fuentes, los antecedentes de Ziyed Ben Belgacem eran muy desfavorables, hasta el punto de que se habla de 44 apuntes en su archivo, especialmente robos y robos con violencia, desde una edad muy temprana.

El hombre fue puesto bajo control judicial por el Tribunal de Gran Instancia de París a causa de un hecho de robo a mano armada. Este control colocó al hombre ahora abatido en la lista de las fichas «J» en el archivo de personas investigadas (FPR).

Según informaciones de varios medios de prensa parisiense, tras el paso de Belgacem por las prisiones de Osny (Val-d'Oise) y de Liancourt (Oise), fue calificado como «en curso de radicalización». Tras la instauración del Estado de Urgencia, en noviembre de 2015, la Dirección General de la Seguridad Interior francesa (DGSI) realizó comprobaciones sobre esta persona, sin poder encontrar motivos para abrirle una ficha «S». Un registro administrativo efectuado en 2015 no arrojó resultado, lo que no impidió que al hombre le fuera prohibida la salida del territorio francés.

Ziyed Ben Belgacem tiene un pasado de ladrón de bancos. En 2001 fue juzgado por un tribunal de Val-de-Marne por robo con armas y tentativa de robo con armas. Cuando contaba con 22 años, Belgacem participó en una serie de atracos en Massy (Essonne), Asnières-sur-Seine (Hauts-de-Seine) y Boissy-Saint Léger (Val-de-Marne).

Trastornos en el aeropuerto

Esta mañana, poco antes de las 9, Belgacem arrebató a una soldado de la Operación Centinela su fusil de asalto al grito de "estoy aquí para morir por Alá". La soldado fue tomada al principio como rehén del asaltante, pero logró liberarse. Cuando el hombre trataba de refugiarse en un comercio fue abatido por los soldados.

Una hora y media antes, alrededor de las 6.50, el mismo hombre había herido a un policía con una pistola de postas durante un control de tráfico.

Unos 3.000 viajeros fueron evacuados de la terminal sin que ninguno sufriera daños físicos, pese al pánico inicial y algunas caídas de las personas cercanas a los disparos. Un registro minucioso permitió comprobar que no había explosivos en las instalaciones. La terminal Sur de Orly, en donde ocurrieron los hechos, ha permanecido cerrada hasta media tarde, cuando ha reabierto y ha vuelto a recibir vuelos con normalidad.

eXTReMe Tracker