Turismo
- Desde el 1 de febrero de 1997 sirviendo a los salteños

Parque Nacional Los Cardones
Parque Nacional Los Cardones
(TÉLAM) - Vinculados a tradicionales destinos turísticos que promocionan sus atractivos y servicios urbanos, los parques nacionales son los complementos ideales para sumar experiencias movilizadoras e inspiradoras a las escapadas y vacaciones, como sucede en las provincias de Salta, Corrientes y Entre Ríos.

En Salta, el parque nacional Los Cardones abarca 64.117 hectáreas que albergan ambientes característicos de varias ecorregiones: Altos Andes, Puna, Monte de Sierras y Bolsones y Yungas.

Como emblemáticos guardianes, los enormes cardones o pasacanas crecen junto a arbustos y otras comunidades de la flora de montaña, generando junto a las serranías uno de los paisajes característicos del circuito de los Valles Calchaquíes. La cultura andina de los habitantes, con sus destacadas expresiones artísticas y culinarias, recibe al visitante con un mosaico único de colores, aromas y sabores.

Desde la capital salteña se accede por las rutas nacional 68 y provincial 33, a una distancia de 97 kilómetros de Piedra del Molino -entrada Este del parque- y 147 de Payogasta, donde se encuentra su sede administrativa.

"Es necesario tener en cuenta que se asciende en altura desde el valle de Lerma (1.200 metros sobre el nivel del mar) hasta más de 3.000, transitando en su recorrido por la Cuesta del Obispo, por lo que se recomienda transitar con marcha lenta para ir disfrutando de las inmensidades que ofrecen los puntos panorámicos del camino", explicaron desde la Administración de Parques Nacionales.

Una vez que se ingresa al parque la recta del Tin Tin permite el acceso a diversos miradores y senderos mientras marca el camino a Payogasta donde en esta época los agricultores secan los pimientos al sol en sus fincas, para iniciar el milenario proceso de elaboración del pimentón.

Al otro extremo del Norte, en la provincia de Corrientes, Cambyretá se presenta como el primer núcleo de las 150 mil hectáreas que conformarán el futuro Parque Nacional Iberá.

Por su localización es uno de los portales de más fácil acceso ya que su camino de ingreso se encuentra sobre la ruta nacional 12, a 15 kilómetros de Ituzaingó, un reconocido centro turístico de la provincia de Corrientes que cuenta con todos los servicios para el visitante.

La biodiversidad en esa superficie tan amplia lo convierte en uno de los parques más grandes de Argentina y en el tesoro mejor guardado de los correntinos.

Los Esteros del Iberá, además de representar uno de los humedales más importantes del país, albergan una enorme diversidad de vida silvestre, incluyendo especies con un frágil estado de conservación como el ciervo de los pantanos, el venado de las pampas, el aguará guazú y una amplia variedad de aves.

La región de se caracteriza por paisajes llanos, cargados de vida silvestre, fácil de avistar en territorio de áreas inundables que lo transforma en uno de los destinos más aptos para la observación de fauna.

Dentro de la misma ecorregión de Esteros del Iberá se encuentra el Parque Nacional Mburucuyá, que posee un mosaico de ambientes naturales y una gran diversidad florística y faunística influencia de las vecinas regiones chaqueña, paranaense y del espinal.

La gran cantidad de lagunas circulares que posee, junto a esteros y cañadas, representa una abundante oferta de ambientes acuáticos ideales para la observación de fauna, cuya presencia varía durante la temporada más propicia para visitar el Área Protegida, que es desde febrero a julio.

Con su impronta rural, la ciudad de Mburucuyá ofrece prestaciones turísticas y experiencias locales con fuerte presencia de la cultura del chamamé.

Bajando hacia el sur del Litoral, en la costa del río Uruguay, se encuentra uno de los parques nacionales más conocidos de la región: El Palmar.

Cercana a la localidad de Ubajay, el área fue creada el 28 de enero de 1966 y cuenta con camping organizado, proveeduría, restaurante y confitería, y se ofrecen además paseos náuticos y cabalgatas.

Sobre un relieve suavemente ondulado, las palmeras Yatay se recortan contra los amaneceres y atardeceres ofreciendo postales inconfundibles del lugar.

El ambiente que integran con el pastizal es acompañado por selvas en galería a orillas de los cursos de agua y por bosques de Ñandubay, y protege la mayor concentración de palmeras Yatay del país.

A 54 kilómetros de la ciudad de Colón por la Ruta Nacional 14, el parque nacional El Palmar se integra a los variados circuitos que propone Entre Ríos, con propuestas ecoturísticas como avistajes de fauna, senderismo, observación de flora y de recursos culturales.

eXTReMe Tracker